Alaguero > Reflexiones sobre esta huelga del 14 de noviembre de 2012

Reflexiones sobre esta huelga del 14 de noviembre de 2012

14/11/2012

A pocos minutos de empezar lo que "llaman" huelga general, uno se plantea las situaciones en que se encuentran muchas personas que, estando en desacuerdo básico sobre cómo se está llevando la crisis que acosa a España, meditan sobre el comportamiento de unos sindicatos que, en estos momentos,  no están a la altura de las circunstancias.

Todo esto nos lleva a hacer las sigientes reflexiones:

a) ¿Es este un momento adecuado para poner palos en las ruedas?

b) ¿Realmente en España tenemos libertad auténtica para hacer lo que creamos conveniente?

c) ¿Son las personas quienes convocan estas huelgas los más idóneos para ello?

d) ¿Una huelga va a solucionar el problema que tienen ya seis millones en paro? y

e) ¿Quienes convocan esa huelga viven en las mismas condiciones de quienes no tienen trabajo ni ingresos?

Unas respuestas equilibradas, podrían ser las siguientes:

A la pregunta (a), todos estamos seguros que es un momento muy crítico y muy delicado, porque, lo que necesita España es tener crédito externo y esta huelga, con probables barbaridades de los piquetes llamados "informativos". lo único que va a hacer es espantar el dinero externo y que no venga a nuestro pais, con lo que, tendremos más paro y más pobreza.

A la pregunta (b), con los llamados piquetes procedentes del siglo XIX, quienes quieran ir a trabajar no lo van a tener muy cómodo, pues tendrán problemas en el desplazamiento cuando no, con amenazas físicas por parte de esos piquetes. Un sindicalista no se ha andado por las ramas y ha creado lo que él llama "PIQUETES DE CAGARSE". Ya solo con la palableja, podemos intuir lo que ese tipo de piquetes pretenden. Nada de información y sí amenazas físicas en cuerpo y bienes de quienes quieran hacer uso de su derecho a trabajar.

Un piquete informativo es, por definición, un grupo de matones que no respetan el derecho de quienes quieren trabajar y, sin embargo, ellos se amparan en su derecho a no trabajar. Curiosamente prostituyen la ley y solo la interpretan a su favor. Este tipo de piquete tuvo su razón de ser en el siglo XIX en que no exitían los medios de INFORMACIÓN actuales.

En cuanto a la respuesta a la pregunta (c), todos sabemos que quienes convocan este tipo de huelga, son personas que viven del presupuesto nacional, por lo que, no tienen ninguna legitimidad para hacerlo. Estas personas (llamados líderes o liberados), viven con unas mensualidades muy por encima de las mayores nacionales, permitiéndose el lujo de pasearse en grandes y lujosas embarcaciones por diversos países del mundo o presumir de relojes exclusivos de oro, entre otras mezquindades. No tienen esa legitimidad, porque, lo primero hay que dar ejemplo. Entonces, si ellos estuviesen en la miseria de millones de españoles, sería lo que les habilitaría y legitimaría a hacer lo que, en circunstancias contrarias que todos sabemos, los deslegitima.

Correspondiente a la pregunta (d), está claro que, para prosperar hay que crear riqueza. Una huelga nos empobrece a todos y, está claro, que no puede solucionar el problema de esos seis millones de parados.

Tengamos en cuenta que, nadie plantea ese problema de parados, pues, entonces, hace más de seis años se habrían tirado a la calle. Si no lo hicieron entonces, nos aclara que lo menos que les importan son los millones de parados y solo piensan en ellos sin preocuparse de esos seis millones de parados que ahí seguirán con su situación insostenible. Nadie y, menos estos sondicalistas verticales, van a mover nada por ayudarles. Solo tenemos a Cáritas protegiendo día a día a quienes están pasando auténtica hambre. Ninguno de esos sindicatos millonarios en euros que nos llevan a esta huelga, da lo más mínimo de sus emolumentos a sus conciudadanos a los que,ahora, llaman a que salgan a la calle.

Respecto a la pregunta (e), cualquier persona medianamente informada en España sabe que los que están programando este tipo de huelga, viven de maravilla, con viviendas lujosas, vacaciones privilegiadas, viajes a lugares exóticos, etc. etc. etc. Eso sí, no con su sudor, sino con el sudor ajeno.

Entonces, nos preguntamos: ¿a dónde hemos llegado los españoles para que, unos privilegiados del régimen, con grandes sueldos sin trabajar, puedan mover a algunas personas a una manifestación que a nadie, salvo a ellos,  benefician?.

UNA BUENA MEDITACIÓN, POR HOY.

Comentarios

Formulario de contacto

Todos los campos son requeridos

Localización

Por aquí es por donde ando normalmente...